viernes, 1 de octubre de 2010

Budin de algarroba


El algarrobo es un árbol que produce unas chauchas o vainas que, sometidas a un proceso de secado y molienda, se transforman en harina de algarroba. El sabor es dulce y aromático, muy parecido al del cacao, pero, a diferencia de este,  no posee cafeína, teobromina, tiramina, ácido oxálico ni exceso de grasas; tampoco requiere de aditivos para su consumo. Se saborea como el chocolate pero... con menos culpa. Los indios de América consideraban a la algarroba (así se denomina a la chaucha del algarrobo) la “más preciada ofrenda de los dioses”. Es que no sólo los proveía de una gran cantidad de vitaminas y nutrientes, sinó  también de una gran energía para luchar contra los conquistadores. Un muy interesante informe podrán encontrar visitando el link de la ESCUELA IPEM Nº 104 "Arturo Capdevila" de Cruz del Eje.

Con las vueltas que tiene la vida, y gracias a la Revolución Industrial, la división del trabajo bajo las condiciones de explotación capitalista, el marketing, el offshore, el espíritu new age y la masiva graduación de dietistas en los noventa, pasó de ser un regalo de la tierra, a un bien de lujo: cotiza a 34 pesos el kilo. Aunque,  para probar alguna vez, bien vale la inversión. Y para esta receta, con una taza alcanza. 

Ingredientes:
1  taza de harina de algarroba, 1  taza de harina  leudante, 1 taza de aceite (o 200 gramos de manteca), 1 manzana verde rallada, 3 huevos, 1 yogurt,  1/2 taza de azucar negra (la harina ya es muy dulce), nueces, pasas rubias y 2 cucharaditas de polvo para hornear.

Preparación:
Encender el horno. Enmantecar y enharinar un molde.
Batir los huevos con el azúcar. Agregar el yogurt, aceite (o manteca blanda), la manzana rallada y, mientras seguimos batiendo, adicionamos de a poco la harina de algarroba y la leudante con 2 cucharitas de polvo royal. Cuando la masa no tenga grumos, agregamos las nueces picadas y las pasas.  Revolvemnos para que se integren, llevamos a un molde y horneamos por 30 o 40 minutos. Podemos agregarle por encima azúcar negra.

Esperando haber prestado un servicio a la comunidad, nos despedimos con una frase tan sencilla y profunda como el fruto del algarrobo, de nuestro querido Baldomero Fernandez Moreno, que dice:

El algarrobo es el árbol que mejor filtra, divide y pulveriza las estrellas.

(Cita extraída del informe mencionado anteriormente, al que decimos, gracias!).

7 comentarios:

  1. Bueos días Estela, felicidades por este pastel porque se ve delicioso. No conozco la harina de algarroba pero con la manzana, las nueces y las pasas..mmm, qué rico tiene que estar. Besos y feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  2. Estela, las fotos son preciosas y la receta estupenda, lástima que yo por aquí no encuentre harina de algarroba!
    besos!

    ResponderEliminar
  3. pediré kilos de esa harina al proximo que venga de tus pagos :) simplemente,,,, mortal ese pastel !

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias, chicas! Yo creo que por sus pagos debe haber harina de algarroba, pero tal vez se llame de otra forma. En españa se llama "garrofera". Tal vez se la conozca como harina de garrafa :)

    ResponderEliminar
  5. que bueno que te ha gustado la pagina del algarrobo que hemos hecho!! Gracias por difundirla a través de tu blog. Inés Gil (IPEM 104 Arturo Capdevila)

    ResponderEliminar
  6. Gracias a vos, Inés. Los dos informes (al menos esos dos ví) que prepararon sobre el algarrobo, son excelentes! ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  7. Realmente increíble!!! humedad perfecta, sabor insuperable..fue todo un éxito entre mis invitados. "Fue" porque no quedó un miga en pocos minutos ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...