sábado, 1 de mayo de 2010

Merenguitos


Prendemos el horno al mínimo. Batimos 1/2 de taza claras de huevo a temperatura ambiente (unas 3 ó 4) con una pizca de sal o bicarbonato de sodio. Cuando llegue al punto nieve, agregamos de a poco media taza de azúcar y seguimos batiendo hasta que el merengue esté duro. Agregar dos cucharadas de maicena y revolver (sin batir). Distribuir con una cucharita los merengues sobre una placa enmantecada y enharinada (o en pirotines, que es lo mejor para evitar que se despeguen sin romperse) y llevar inmediatamente al horno mínimo -mínimo- por 2 horas. La idea es que se sequen. Si el fuego está un poco fuerte se desinflan y se caramelizan. No abrir el horno a menos que sientan un profundo y penetrante olor a gato quemado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...