martes, 12 de enero de 2010

Las peras de Olmo


Hacer peras al vino tinto es una cosa muy fácil. Para dos peras, necesitamos:
- dos peras (y, sí), medio vaso de agua, dos de vino tinto, media taza de azúcar (o menos, si quieren), ralladura de limón y dos ramas de canela. Poner todo esto (menos las peras) en un jarro de acero inoxidable y llevar al fuego. Mientras tanto, pelamos las peras sin quitarles el cabo. Cuando el almíbar comience a hervir, metemos las peras con el cabo hacia arriba. Si las peras están muy maduras, cocinar por veinte minutos. Si están un poco durellis, un ratín más hasta que agarren color y se pongan tiernas pero sin desarmarse. Retirar las peras y dejar el almíbar evaporarse unos quince minutos más.
Cuando todo está frío, lo sirven como más les guste, con queso mascarpone, crema batida, helado o queso blanco mezclado con canela y azúcar o edulcorante. Esta receta va dedicada a aquellas personas que tuvieron sueños de grandeza de niños pero ahora, ya adultos, se sienten un poco buenos para nada. A la final nunca escribieron como Salinger, ni tocaron la guitarra como Oscar Alemán, ni siquiera se aprendieron de memoria los dos inconfundibles pasos de Tina Turner. Y si esa tortuosa vocecita en vuestras cabezas existencialistas les dice que al Olmo no hay que pedirle peras, háganme el favor y respondan que ustedes Las peras de Olmo dan. Men sana in corpore sano. Que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...