domingo, 14 de febrero de 2010

El zapallo de Macedonio

 

Volvemos al zapallo nomás. Para hacer la Cazuela de Macedonio no es necesario leer el cuento “El zapallo que se hizo cosmos”, aunque igual les recomiendo su lectura.
Por porción: una taza de puré del zapallo de ese que ustedes ya saben (kabutia), 1 huevo batido, sal y pimienta.
Forramos una tarterita o recipiente de aluminio con el puré mezclado con el huevo, armando una especie de base de tarta. En una sartén con aceite de oliva, freímos cebolla, cebolla de verdeo y morrón verde. Cuando las verduras estén doradas, retiramos de la sartén la mitad de la preparación y a la otra le agregamos un cuarto de lata de choclo cremoso La Campagnola. Salpimentamos. Lo usamos para rellenar la base. Añadimos por encima la cebolla y el morrón que nos quedaba más un poco de queso. Gratinamos en el horno o grill unos minutos y ya está. Les prometo que este zapallo queda en sus dimensiones. Y ya que estamos, cerramos con Macedonio: "En cierto modo, un libro no es más que una cosa que intercepta la luz". Haberlo sabido a tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...